ROBO DE AUTOS EN MÉXICO, UN ANÁLISIS HISTÓRICO Y GEOESPACIAL

El automóvil es una pieza esencial del engranaje cotidiano; su capacidad de movilización y de transporte, determinan en gran medida las dimensiones y ritmos que caracterizan a una ciudad. Para muchas familias, tener o comprar un auto significa una inversión y una herramienta de trabajo. Es también, un activo de alto valor, cualidad que lo convierte en objetivo sistemático de criminales y grupos de la delincuencia organizada.

La Interpol, define el robo de autos como un delito “con alto nivel de organización” 1, pues integra diferentes niveles de actores y procesos delictivos (asalto, tráfico, desarme, venta, entre otros). Ocurre frecuentemente en esquemas que trascienden fronteras municipales, estatales y nacionales. Este delito, es un factor que posibilita que ocurran otras actividades delictivas, como el contrabando, el secuestro, e incluso algunas asociadas a actividades terroristas.

Entender, prevenir, y detener el robo de autos tiene grandes implicaciones para un desarrollo saludable de nuestra sociedad; las autoridades, lo hacen desde diferentes perspectivas, la investigación y persecución del delito hicieron posible que en 2019 fueran recuperados el 42% de los automóviles asegurados 2; cifra que nos hace reflexionar sobre la importancia de otro camino: la prevención del delito.

La planeación preventiva, ha posibilitado que el estado desarrolle soluciones urbanísticas para afrontar esta problemática, algunas de ellas son: la mejora del alumbrado público, el uso de circuitos cerrados de televisión, así como la creación y refuerzo de zonas de patrullaje. En el mismo sentido, los individuos han tenido que encontrar en el uso de tecnologías y de sistemas de seguridad, la manera de proteger su patrimonio.

Un análisis robusto sobre los patrones geoespaciales, así como de las dimensiones temporales que caracterizan al robo de automóviles, puede ser el cimiento de estrategias y acciones preventivas. A continuación, se muestra un panorama de la dinámica estadística que se encuentra detrás de este delito.

ANÁLISIS NACIONAL

Empecemos por el contexto histórico del robo de automóviles en el país. El promedio anual de unidades robadas en México durante el periodo 2015-2019 fue de alrededor de 160,000 autos, cifra que contrasta radicalmente con lo registrado hasta Abril del 2020, que ronda en alrededor de 41,544 unidades robadas; la situación actual del país tiene ya un impacto en la dinámica de este delito, los datos de marzo a abril de 2020 muestran una reducción dramática de 25% menos unidades robadas, solo 2,690 autos.

Se sabe que las condiciones impuestas por la pandemia global del COVID-19, han provocado una contracción temporal de la delincuencia en prácticamente todo el mundo; sin embargo, para el caso del robo de autos en México, los datos nos revelan que desde 2018 comenzó una tendencia progresiva a la baja de la incidencia delictiva. Esta tendencia se mantiene y encuentra un punto de quiebre en Octubre del 2018, como se puede observar con detalle en la siguiente gráfica realizada con los datos de las carpetas de investigación recabadas por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Publica (SESNSP). La gráfica muestra la tasa por cada 100 mil habitantes.

Si bien, un auto puede ser robado hoy en Ciudad de México y vendido la siguiente semana en la frontera del sur, las condiciones que propician el “hurto” del automóvil, corresponden en gran medida a características propias de la seguridad de una ciudad o un estado.

Durante los últimos 5 años (2015 -2019) casi todos los estados de la república han logrado reducir progresivamente los niveles de incidencia delictiva; sin embargo, encontramos 5 en donde la tasa de ocurrencia se ha mantenido estable e incluso se ha elevado en algunos casos; Baja California, Estado de México, Jalisco, Querétaro y Puebla. Estas entidades representan un foco de atención para autoridades y ciudadanos que buscan la prevención de este delito. La siguiente gráfica la diseñamos para permitirle a usted, el lector, comparar la evolución puntual del robo de autos en los 32 estados de la república, la intensidad de los colores corresponde a la cantidad de autos robados por cada 100 mil habitantes, los colores mas claros indican tasas altas de robo (la mas alta es de 550), los colores obscuros las tasas mas bajas (la mas baja es de 1).

Fig. 2 Evolución histórica de la tasa de robo de autos por cada 100 mil habitantes.

Acerquémonos ahora al panorama de lo que ocurre actualmente. Si analizamos únicamente los últimos 12 meses, es decir, de Abril del 2019 a Abril del 2020, observamos que el crimen en los estados de la república pueden ser clasificados en esencialmente 3 grupos.

Grupo A), tenemos a aquellos estados donde las tasas de robo de auto son extremadamente bajas, menores a 50 casos por cada 100 mil habitantes, aquí encontramos en posición ascendente a Yucatán, Campeche, Chiapas, Nayarit, Coahuila, Nuevo León, Oaxaca y Durango.

Grupo B), se encuentran aquellos estados en donde las tasas delictivas son mayores, desde 50 hasta menos de 150 casos por cada 100 mil habitantes, este grupo integra a los estados de Veracruz, Guerrero, Tamaulipas, Sinaloa, Guanajuato, Sonora, Baja California Sur, Quintana Roo, San Luis Potosí, Tabasco, Zacatecas, Hidalgo, Colima, Michoacán, Tlaxcala, Aguascalientes, Chihuahua, Ciudad de México y Morelos.

Grupo C), es el que representa mayor alarma, integra solo a los estados donde las tasas delictivas son extremadamente altas, mayores de 170 y hasta 360 robos por cada 100 mil habitantes, aquí se encuentra Jalisco, Puebla, Querétaro, Estado de México, y Baja California.

El análisis a nivel estatal nos otorga un panorama valioso sobre las dimensiones que caracteriza al robo de autos; sin embargo, es necesario considerar las dinámicas locales de robo, dado que están intrínsecamente asociadas a lo que ocurre en otro nivel, el municipal.

Fig. 3 Tasa por cada 100 mil habitantes para el último año en México.

Para poder analizar estas dinámicas, generamos el siguiente mapa dónde se pueden observar las tasas de robo de autos (por cada 100 mil habitantes) para todos los municipios de la república. Los colores claros corresponden a las tasas bajas y los colores obscuros a las tasas más altas.

Fig. 4 Tasa por cada 100 mil habitantes del Robo de Autos a Nivel Municipal

El patrón que más resalta a la vista es la concentración delictiva que ocurre en la región del centro del país; así mismo, se puede observar una asociación del fenómeno delictivo con municipios ubicados en la zona fronteriza del norte, siendo la península de Baja California una de los lugares donde encontramos mayor incidencia delictiva.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en 2018, solo 6 municipios concentraron el 25% de todos los robos a automóviles asegurados del país 3. En la actualidad el 28% de robos se concentra en tan sólo 4 estados: Estado de México, Baja California, Jalisco y Puebla. A nivel municipal las tasas más altas y alarmantes de robo de automóviles se encuentran en estas localidades: Playas de Rosarito Baja California (711 por cada 100 mil habitantes), Tecamachalco Puebla (685 por cada 100 mil habitantes), Tlalnepantla de Baz EDOMEX (476 por cada 100 mil habitantes), Ecatepec de Morelos EDOMEX (472 por cada 100 mil habitantes) y Tecate Baja California (533 por cada 100 mil habitantes).

ROBO DE AUTO EN LA CIUDAD DE MÉXICO

La cantidad de población, infraestructura y movimiento hacen de la Ciudad de México un lugar excelente para analizar estadísticamente los patrones geoespaciales de la dinámica del robo de autos.

Si analizamos lo que ha ocurrido desde 2019 a la fecha, encontramos que el robo de autos ha respondido prácticamente a la misma tendencia observada a nivel nacional; sin embargo, aquí el punto de quiebre ocurre en Mayo de 2019, a partir de ahí la incidencia delictiva empieza a descender paulatinamente, salvo en Enero de 2020 cuando se percibe un repunte del delito. No obstante, la dinámica actual muestra una tendencia decreciente. En la siguiente gráfica se aprecia el comportamiento temporal de la tasa por cada 100 mil habitantes. Importante notar el cambio porcentual para el último mes de registro, por arriba de -30%, ligeramente mas grande que el dato nacional. Sin duda el contexto ocasionado por COVID-19 ha tenido un impacto en la dinámica del delito de la Ciudad de México.

Fig. 1 Serie histórica del Robo de Autos en CDMX, 2019-2020

De mayor interés, puede resultar conocer la distribución espacial de esta tendencia (Enero 2019 – Abril 2020), dado que otorga herramientas para tomar acciones preventivas que logren reducir el riesgo de sufrir este delito. A partir de las carpetas de investigación que ofrece la Procuraduría General de Justicia de la CDMX calculamos las tasas de robo de autos por cada 100 mil habitantes para las 16 alcaldías que integran la Ciudad de México.

El análisis muestra que las alcaldías Benito Juárez y Tlalpan es dónde ocurre la mayor incidencia delictiva, con tasas arriba de 150 robos de autos por cada 100 mil habitantes; a partir de ahí se puede observar que Azcapotzalco, Gustavo A. Madero, Coyoacán, Venustiano Carranza, Iztacalco, Xochimilco, e Iztapalapa registran una criminalidad también significativa, con tasas de 150 a 120 robos por cada 100 mil habitantes. El escenario contrario se muestra en Cuajimalpa y Milpa Alta, donde la tasa de robo de autos es de 30 a 60 casos por cada 100 mil habitantes, como puede apreciarse en el siguiente mapa.

Fig. 4 Tasa por cada 100 mil habitantes del Robo de Autos, CDMX.

Los datos delictivos que libera la Procuraduría de la Ciudad de México tienen la cualidad de estar georeferenciados al nivel más preciso que existe, lo que nos permite hacer un análisis mucho más especifico de las zonas en donde se concentra estadísticamente el robo de autos. El análisis de estos datos fue condensado en un mapa de calor, en donde cada punto representa un robo, y está ubicado en el lugar exacto donde ocurrió el delito. La acumulación de puntos genera espectros de calor que indican la incidencia delictiva para cada zona de la ciudad. Los espectros que se observan en color rojo corresponden a los lugares con los índices de riesgo más altos, los azules a los de un riesgo más bajo.

Fig. 4 Mapa de calor del Robo de Autos en CDMX, para el último año.

Los resultados del análisis muestran que las zonas de alto riesgo se encuentran agrupadas en clusters y corredores que abarcan varias colonias y transcienden las divisiones geopolíticas de las alcaldías. En la zona centro se encuentra el de mayor alerta, abarca desde la alcaldía Benito Juárez pasando por Iztacalco y hasta llegar a Iztapalapa. En el norte, observamos otro con una criminalidad importante, del suroeste de la Gustavo A. Madero y hasta el noroeste de la alcaldía Venustiano Carranza, este corredor se expande hasta llegar al norte de Azcapotzalco. Por ultimo, vemos también una concentración significativa en la zona sur, en donde colinda Coyoacán y el norte de Tlalpan.

Sabemos entonces, cuándo y dónde ocurre el robo de auto en México, pero ¿cómo afecta este delito a la sociedad y a las personas? Cada vez que es robado un auto, ocurre una ruptura en el tejido social; las personas no sólo pierden la capacidad de transportarse, sufren directamente un ataque a su economía y bienestar familiar.

En muchos casos el auto es esencial para la actividad laboral, perderlo significa detener la fuente de ingresos y tener que adquirir rápidamente otro, lo que representa un golpe fuerte al patrimonio económico. De acuerdo con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, 7 de cada 10 automóviles son adquiridos a través de créditos, y cuando este es robado, los adeudos continúan, limitando el desarrollo y la inversión en otras áreas. 4

El robo de autos no sólo afecta la economía de las personas, también provoca graves daños a la integridad psicológica y moral, lo que termina siendo expresado en un sentimiento de inseguridad cotidiano. Este asunto es grave, pues desencadena transformaciones en la conducta de las personas; genera un comportamiento hostil, reduce la cooperación mutua, fomenta el individualismo, y aumenta la desconfianza y desesperanza en el actuar de las autoridades. Los lugares donde identificamos una alta incidencia de robo de automóviles son también zonas en donde la gente ve anulados sus derechos, en donde muchas veces se vive con miedo, y donde empieza la descomposición de nuestra sociedad.

FUENTES DE INFORMACIÓN

1- Juan Pablo Aguirre Quezada. (2018). Robo de vehículos en México. Junio 2020, de Instituto Belisario Domínguez, Senado de la República. Sitio web: https://bibliodigitalibd.senado.gob.mx/bitstream/handle/123456789/4055/Robo%20de%20Veh%C3%ADculos%20en%20México.pdf?sequence=1&isAllowed=y

2- Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros. (2019). Robo y recuperación de vehículos asegurados. Reporte Anual 2019. Junio 2020, de AMIS. Sitio web: https://www.amisprensa.org/wp-content/uploads/2020/02/Robo-de-autos-2019-V4-1VF_compressed-1.pdf

3- Más seguridad. (2019). Seis municipios del país concentran el 25% del robo de autos: AMIS. Junio 2020, de Más seguridad. Sitio web: https://www.revistamasseguridad.com.mx/seis-municipios-del-pais-concentran-25-del-robo-autos-amis/

4- AXEL SÁNCHEZ. (2017). 7 de cada 10 autos en México se venden a crédito. Junio 2020, de El Financiero. Sitio web: https://www.elfinanciero.com.mx/empresas/de-cada-10-autos-en-mexico-se-venden-a-credito

BASES DE DATOS

-Instituto Nacional de Estadística y Geografía. (2017). Encuesta Origen Destino en Hogares de la Zona Metropolitana del Valle de México (Versión 2017). [Base de datos]. INEGI. https://www.inegi.org.mx/programas/eod/2017/default.html#Microdatos

-Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México. (2019–2020). Carpetas de investigación FGJ de la Ciudad de México (Versión 2019-2020). [Base de datos]. Gobierno de la Ciudad de México. https://datos.cdmx.gob.mx/explore/dataset/carpetas-de-investigacion-pgj-de-la-ciudad-de-mexico/

-Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. (2015–2020). Incidencia delictiva (Versión 2015 – 2020) [Base de datos]. SESNSP. https://datos.cdmx.gob.mx/explore/dataset/carpetas-de-investigacion-pgj-de-la-ciudad-de-mexico/

-Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública. (2019). Registro Público Vehicular (Versión 2019). [Base de Datos]. SESNSP. https://www.gob.mx/sesnsp/acciones-y-programas/registro-publico-vehicular-repuve-168639



Deja un comentario