INCENDIOS URBANOS EN MÉXICO – IMPACTO ECONÓMICO Y COMPORTAMIENTO SISTÉMICO

Sociólogo – La Data

El incendio es uno de los fenómenos más destructivos que puede ocurrir en el entorno urbano, de acuerdo con el Consejo Nacional de Protección Contra Incendios (CONAPCI), en el 80% de las edificaciones en donde ocurre un incendio, se pierde la totalidad del patrimonio. 1

Este fenómeno no sucede de manera aleatoria, y son distintos factores los que, estadísticamente, nos alertan sobre los lugares, momentos y niveles de riesgo. Este conocimiento resulta de gran utilidad para aquellos actores abocados a crear y eficientar mecanismos y campañas de protección; con los que no solo podrían evitarse pérdidas materiales y de patrimonio, si no, la vida de seres queridos y colaboradores.

El siguiente artículo tiene como objetivo describir los patrones estadísticos que subyacen y caracterizan al fenómeno del incendio urbano en México y su principal zona urbana, la Ciudad de México; la investigación consideró el análisis temático de los siguientes puntos: ocurrencia de incendios, lugares y zonas afectadas, impacto económico, tipo de afectaciones, así como patrones y dinámicas temporales.

1.- ANÁLISIS NACIONAL

Como parte de sus responsabilidades y atribuciones, la CNSF, genera y difunde información estadística sobre el comportamiento del mercado asegurador y afianzador; los datos que fueron empleados para la elaboración de los siguientes análisis, corresponden al rubro “incendios” del periodo 2007 – 2019. Y representan sólo una parte de la totalidad del fenómeno “incendios” , dado que la base de datos comprende únicamente los siniestros registrados por las distintas empresas y hogares asegurados que operan en México y que a su vez son reportados a la CNSF.
De acuerdo con esta información, durante 2019 se registraron 30,248 siniestros del tipo “incendio” en todo el país. Al analizar la evolución histórica de esta cifra, encontramos que, desde 2007 (año en el que se registraron 18,983 incendios), viene ocurriendo una tendencia progresivamente al alza. De acuerdo con lo señalado por la CONAPCI en 2017, este fenómeno presenta una tasa de crecimiento anual de alrededor del 10%. 2
Es importante mencionar que, en 2013 (53,151 siniestros) y 2014 (83,290 siniestros), se registró un incremento atípico en el número de siniestros por incendio; esto es explicado en cierta medida, por un aumento en los incendios ocurridos en “casas” y “oficinas públicas”, así como aquellos causados por “rayos” y “acciones del agua no proveniente de las condiciones naturales”. Según lo señalado por la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en 2014 las pérdidas por incendios oscilaron en 4.8 billones de pesos sólo en empresas aseguradas, una cifra impresionante si consideramos que fue el equivalente a 6 puntos porcentuales del Producto Interno Bruto (PIB).3
Por otro lado, los datos de la CNSF, permiten realizar un análisis de la distribución estatal del fenómeno, donde se concluye que la incidencia de este tipo de siniestros se encuentra concentrada históricamente en 4 estados de la república: Ciudad de México, Nuevo León, Jalisco y Estado de México.
Al analizar sólo los datos del periodo 2019, se observa que en estos 4 estados se concentró el 55.7% de los incendios; lo cual podría explicarse no sólo por el alto número de habitantes de dichos estados, sino, a otros elementos como la calidad y el tipo de la infraestructura, las condiciones climatológicas, la eficiencia de los sistemas y mecanismos de protección, entre otros. De acuerdo con lo señalado por la revista “Contra Incendios”, la concentración de incendios en estos estados está asociada directamente a la alta actividad industrial. 4

1.1. – IMPACTO ECONÓMICO

El daño económico que ocasiona un incendio puede ser extremadamente alto y considera tanto los valores de las edificaciones como las pérdidas que ocurren por el detenimiento de la actividad económica y otros costos indirectos como los montos de las indemnizaciones, el pago de abogados y las rupturas de contratos con proveedores y clientes, por mencionar algunos factores.

De acuerdo a Justo Adamez, CEO de la empresa Ashes Fire, el impacto de un incendio puede ascender al doble de lo que vale el escenario perdido.5 Esto sin mencionar las afectaciones que pueden ocasionarse al medio ambiente y al desarrollo social de las personas, pues en muchos casos, los trabajadores de un negocio siniestrado se quedan sin trabajo y con afectaciones en su estado salud, lo que provoca un desteñimiento del entramado social.

Dada la escasa información que existe al respecto, realizar una estimación del impacto económico por incendios que considere todos estos factores resulta sumamente complicado. Sin embargo, los datos que proporciona la CNSF nos permiten dimensionar de manera precisa, el daño económico que provocan los incendios al tomar en cuenta los valores de las edificaciones y contenidos siniestrados.

De acuerdo con los datos del periodo 2019, se registró un total de $6,304,750,800 pesos por el concepto de “monto de siniestros” , es decir, la cantidad estimada en la que fueron evaluados la totalidad de siniestros registrados.

De estos, $2611.2 millones corresponden exclusivamente a los bienes del tipo “edificios”; $2761.9 millones a los del tipo “contenidos”; $588.6 millones a “pérdidas consecuenciales”; y $357 millones a “existencias y bienes bajo convenio expreso”.

Si bien, el “número de siniestros” ocurridos entre 2007 y 2019 nos hablaba de una tendencia progresivamente al alza; vemos que en cuanto al “monto de siniestros” los cambios anuales fueron de mayor volatilidad. Destacan, la tendencia a la baja que se registró de 2007 a 2010, a la alza de 2010 a 2015 y otra vez a la baja de 2015 a 2019.(Fig.1)

Fig.1 – Monto por siniestros “incendios” ocurridos en México (2007-2019). Cifras en millones de pesos. Fuente de datos: CNSF

Si nos concentramos en el periodo 2019, se obtiene que el daño económico (“monto de siniestros”) estimado por incendio se situaba en un promedio de $205,045 pesos. Esta medición ayuda a comprender el impacto económico que provocan estos fenómenos; sin embargo, es necesario analizar categorías más específicas que nos permitan identificar con mayor detalle las dimensiones del daño económico de los diferentes tipos de incendio.

1.2 – INCENDIOS POR TIPO DE GIRO

La CNSF clasifica el lugar en donde ocurrió el siniestro (incendio) acorde al “giro” del bien afectado, su base de datos cuenta con un catálogo de 254 giros; sin embargo, en 2019, el 40.2% de los incendios ocurridos se concentraron en solo 2 giros, el de “casa habitación” (28.9%) y el de “oficina publica” (11.3%).

En el análisis del impacto económico, observamos que los incendios ocurridos en el giro “fabricación de productos de plástico” fueron los que ocasionaron el mayor daño económico, con un “monto de siniestros” estimado en $542,351,222 pesos; le siguen el de “oficinas privadas” con $456,307,215 pesos; y el de “industria de las bebidas” con $424,685,636 pesos. La siguiente gráfica (Fig.2) muestra la distribución del daño económico (“monto de siniestros”) registrado para cada los principales giros.

Fig.2 – Distribución del daño económico (“monto de siniestros”) por tipo de giro, México (2019). Fuente de datos: CNSF

1.3- INCENDIOS POR TIPO DE CAUSA

En el mismo sentido, al analizar las ocurrencias e impacto económico de las “causas” a las que se adjudican los incendios registrados. Los datos de la CNSF presentan un catálogo de 46 causas; sin embargo, las 3 que provocaron el mayor número de incendios durante el 2019 fueron “incendio por lluvia” (3,891 siniestros); “roturas de tuberías o sistemas de agua” (3,668); y “cortocircuito / electricidad” (3,555).

Estas 3 causas concentraron el 36.6% del total de incendios. La siguiente gráfica (Fig.3) presenta la distribución del número de siniestros ocurridos de acuerdo con el tipo de “causa” registrada.

En cuanto al impacto económico, se encuentra que “incendió por lluvia” y “cortocircuito / electricidad” son las dos causas que registran el mayor “monto de siniestros”, acumulando el 47.4% del daño económico ocasionado por todos los incendios del 2019. Durante este periodo, los “incendios por lluvia”, dejaron un daño económico total de $1,584 millones de pesos ($407,203 pesos en promedio por siniestro); mientras que los ocasionados por “cortocircuito / electricidad” ocasionaron un daño de $1,408 millones de pesos ($396,263 pesos en promedio por siniestro).

Fig.3 – Distribución de “causas” de siniestros (incendios) por “número de siniestros” ocurridos, (México – 2019). Fuente de datos: CNSF
2.- ANÁLISIS DE LA CIUDAD DE MÉXICO

Para comprender la dinámica del fenómeno “incendios” que opera en la Ciudad de México, se utilizaron los datos correspondientes al Registro Único de Situaciones de Emergencia (RUSE). Esta base de datos conjunta información de reportes de incidencias emitidos a la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil o instituciones adyacentes, tales como las unidades de protección civil de cada alcaldía o el C5.

Estos datos, al igual que los de la CNSF, conjuntan sólo una parte de la totalidad de los incendios que ocurren en la CDMX; sin embargo, registran dos aspectos que son de gran utilidad para nuestro análisis: la georeferencia y temporalidad exacta en la que ocurrió cada uno de los incidentes.

2.1- ANALISIS GEOESPACIAL
Los datos del RUSE, contienen información de los incendios ocurridos de enero de 2018 a abril de 2020, periodo en el que se registraron un total de 3,675 “incendios urbanos”. El análisis de esta información revela que gran parte de estos ocurrieron en las alcaldías de Iztapalapa (donde se registraron 771 incendios), Gustavo A.Madero (434) y Cuauhtémoc (416). Estos resultados son en términos absolutos y por ende, no deben ser interpretados como un análisis comparativo (entre alcaldías), sino como uno de concentración del fenómeno.

Fig.4 – Mapa de distribución de incendios urbanos. (CDMX, 2018-2019)
Para obtener mayor detalle sobre las zonas con alta incidencia de incendios, se llevó a cabo un mapeo de los lugares exactos en donde han ocurrido cada uno de los incendios registrados en el RUSE, destaca la concentración que se aprecia en la zona centro, en particular cerca de la plaza de las 3 culturas y Tepito. (Fig.4)

La complejidad que engloba al fenómeno vuelve difícil establecer relaciones causales que expliquen de manera certera la distribución que observamos en el mapa; sin embargo, es pertinente la generación de hipótesis y aproximaciones que nos permitan ir descifrando los factores asociados a esta incidencia.

De acuerdo con lo señalado por Justo Adámez, el número de activación de incendios está directamente asociado al desarrollo social y al consumo de energía, esto debido a que el 70% de los siniestros tienen un origen eléctrico. 5

El mapeo permite observar que la distribución de incendios presenta ciertas similitudes no solo con la densidad poblacional de las alcaldías de la Ciudad de México; si con zonas con alta diversidad de desarrollo económico, niveles medios-altos en cuando a carencias sociales.

2.2- ANÁLISIS TEMPORAL

El análisis temporal fue realizado únicamente para el pedido 2018 – 2019 (considerar los de 2020 habría sesgado el análisis), los resultados permitieron identificar los momentos en donde, estadísticamente, es más probable que ocurra un incendio. La siguiente gráfica (Fig.5) muestra las horas del día en donde se registró un mayor número de incidentes.

Fig.5 – Distribución por horas de incendios ocurridos en 2018 y 2019, CDMX. Fuente de datos: RUSE

El comportamiento que observamos refleja el carácter cíclico de la ocurrencia de incendios, los cuales comienzan a incrementarse progresivamente desde las 6 am, llegando a su pico entre las 2pm y 3pm; para después comenzar un descenso constante que se mantiene hasta alcanzar nuevamente las 6am.

En el mismo sentido, se llevo a cabo un análisis para identificar la dinámica que ocurre por día de la semana. La dinámica encontrada habla de un descenso ligero y progresivo en la ocurrencia de incendios que va desde lunes y martes (día con mayor registro de incendios), hasta el domingo. Por último, se analizó la dinámica temporal correspondiente a la distribución mensual. La gráfica (Fig.6) muestra los meses del año y la cantidad de incidentes ocurridos.

El patrón que más destaca es aquel que corresponde al mes de diciembre, en donde se observa un incremento sustancial en la frecuencia de incendios. La Asociación Mexicana de Rociadores reporta que esto se debe a incendios ocasionados por un cortocircuito 6, los cuales son más propensos a ocurrir en esta temporada del año dado el aumento de instalaciones y conexiones eléctricas saturadas.

El análisis de los datos que corresponden únicamente al mes de diciembre nos reveló que este aumento en el número de incendios ocurre en gran medida en los lunes y domingo; así como en las últimas horas de la noche.

Fig.6- Distribución mensual de incendios ocurridos en 2018 y 2019, CDMX. Fuente de datos: RUSE

CULTURA DE LA PREVENCIÓN

La cultura de la prevención y la normatividad, son los elementos principales que impulsan la seguridad contra incendios. En México, la Norma Oficial Mexicana (NOM) 002-STPS-2000, es la encargada de describir la protección que debe tener una empresa basada en su grado de riesgo de incendio, el cual es definido por factores como el número de personas, las dimensiones de las áreas, los tipos de construcción, zonas sísmicas, riesgo de instalaciones, almacenamiento de combustibles, ubicación y capacidad de las fuentes de agua, entre otros. 7

De acuerdo con lo señalado por Adamez 5, la normatividad mexicana no es acorde al nivel de desarrollo del país, pues se encuentra en un equivalente al de países como Nicaragua y Guatemala. Esta situación se ve reflejada no solo en una alta incidencia de incendios, si no en una escasa cultura de prevención.

La AMIS señaló en 2015 3, que sólo el 5% de los hogares contaron con un seguro de prevención contra incendios, siendo esta cifra inclusive menor en el sector empresarial.

Por su parte, Victor Espínola director de la CONAPCI, señaló a inicios del 2020, que sólo el 30% de las empresas cuentan con algún sistema contra incendio y sólo el 8% con rociadores automáticos.8

La actual crisis social y económica producto de la pandemia del COVID-19, está complejizando e incrementó las vulnerabilidades institucionales, sociales y físicas que ocurren no sólo en nuestro país, sino en el mundo.

Afrontar este nuevo paradigma, requerirá sortear desafíos importantes en cuanto a la gestión del riesgo. Será necesario, entonces, crear nuevos escenarios que replanteen los procesos de reducción prevención y atención desde un enfoque eficiente coordinado y sistémico.

FUENTES DE INFORMACIÓN

⦁ Redacción. (.). Incendios urbanos en México.. Octubre 2020, de CONOCI. Sitio web:⦁ https://conapci.org/incendios-urbanos-en-mexico/
⦁ 2 – Redacción. (2017). Incendios en el país aumentan a un alarmante 10% anual, alerta la Conapci. Noviembre 2020, de PROCESO. Sitio web:⦁ https://www.proceso.com.mx/nacional/2017/8/2/incendios-en-el-pais-aumentan-un-alarmante-10-anual-alerta-la-conapci-188827.html
⦁ BRAULIO CARBAJAL. (2015). Incendios costaron al país 4.8 billones de pesos. Noviembre 2020, de Milenio Diario. Sitio web:⦁ https://www.milenio.com/negocios/incendios-costaron-4-8-billones-pesos
⦁ Redacción. (Septiembre – Octubre 2020). Actualidad. Contra Incendios, Año 5. No.32, pp. 6-7

⦁ Dulce Maria Negrete. (Abril – Mayo 2016). El impacto de los incendios. Contra Incendios, Año 2, No.6, pp. 45-50.
⦁ Redacción. (2015). AUMENTAN EN DICIEMBRE INCENDIOS POR CORTOS CIRCUITOS: ESPECIALISTAS. Noviembre 2020, de El Cinco. Sitio web: https://www.elcinco.mx/mexico/aumentan-en-diciembre-incendios-por-cortos-circuitos-especialistas
⦁ Redacción. (.). NOM. Noviembre 2020, de SACA. Sitio web:⦁ https://saca.com.mx/es/normatividad/nom/
⦁ Redacción. (2020). Sólo el 30% de los inmuebles en México cuentan con sistemas de detección de incendio: CONAPCI. Noviembre 2020, de El semanal Sitio web: https://esemanal.mx/2020/01/solo-el-30-de-los-inmuebles-en-mexico-cuentan-con-sistemas-de-deteccion-de-incendio-conapci/

FUENTES DE DATOS

⦁ Registro Único de Situaciones de Emergencia – GOBIERNO CDMX – (2018-2019) https://datos.cdmx.gob.mx/pages/home/
⦁ Anuarios estadísticos del rubro incendios – CNSF – (2007 -2019)- https://www.cnsf.gob.mx/EntidadesSupervisadas/InstitucionesSociedadesMutualistas/Paginas/Incendio.aspx



Deja un comentario